divendres, 26 d’abril de 2013

Una visión cristiana del debate sobre el aborto (III)



5.- La imposibilidad de debatir que se deriva de considerar el aborto como un acto a-moral (insisto: no susceptible de juicio ético) tiene su contrapunto en una cierta “hipermoralización” del hecho. Una suerte de discurso patético que envuelve las circunstancias que rodean el aborto de tal cúmulo de misterio, de imponderables, de sentimentalidad inaccesible, de tragedia personal e intransferible, que anula cualquier posibilidad de juicio. El modelo discursivo (“no puedes opinar sobre lo que no puedes experimentar”) es similar a aquel que sostiene que nunca un hombre podrá querer a su hijo tanto como una mujer porque ésta lo ha parido. El determinismo biológico del amor, el claustro misterioso e inaccesible del drama de ser mujer, toda la aterradora naturaleza, todo el patetismo telúrico que nos impone silencio al hablar de lo femenino, todo eso, no es sino quincalla patriarcal desvelada y denunciada desde hace mucho tiempo por el feminismo. Una mujer es una ciudadana como un varón es un ciudadano y es deber de todos remover cualquier obstáculo que impida la ciudadanía plena de las mujeres. En esta cuestión hay mucho (muchísimo) por hacer, pero desde luego no es un buen comienza exigir el silencio sobre aquello que es parte del “eterno femenino”.
6.- Creo que de lo expuesto hasta aquí (con la mayor objetividad que puedo) deberíamos estar de acuerdo, tanto creyentes como no creyentes, en un par de cuestiones. En primer lugar no veo razón para no estar de acuerdo en que una absoluta privatización y a-moralización del aborto debería llevar aparejado un desinterés absoluto de lo público por el fenómeno. Así como no hay (supongo) una normativa específica para las operaciones de aumento de pecho no debería haberla tampoco para regular el aborto. En ningún plazo y bajo ningún supuesto. Negar esto supone admitir el derecho de todos a tratar el asunto. Por otra parte deberíamos estar de acuerdo, creyentes y no creyentes, en que amontonar sobre el hecho del aborto un aluvión de patetismo, circunstancias, condicionantes de todo tipo realidades de facto, etc. nos impide un examen racional del problema. Y en medio queda el espacio para el debate en el que creo que el acuerdo es posible: qué debemos entender por “humanidad” y en qué circunstancias es lícito, justo, ético, para creyentes y no creyentes (insisto: para creyentes y no creyentes) eliminarla en su raíz.
(Continuará)

22 comentaris:

Enric Senabre ha dit...

Mare meua, i amenaces amb més continuacions... Quan allò més simple és adonar-se que un embrió no es considera vida fins que no és capaç de viure autònomament, i encara aleshores es pot valorar aquesta "autonomia" (malformacions, etc). Fins aleshores forma part de la mare, i sense dramatitzar, no es com posar-se pits, però s'ha de respectar una decisió personal amb repercusions socials, que es pren des de la més abosulta consciència ètica personal.

Jesús Párraga ha dit...

"un embrió no es considera vida fins que no és capaç de viure autònomament"... Això de l'impersonal és molt curiós! "Quí" considera això? Perquè la comunitat científica està lluny d'assolir un consens en aquesta matèria i tampoc el dret positiu és homogeni per exemple en la Unió Europea. Tu com a filòsof amb totes les de la llei i jo com a filòsof amateur estarem d'acord en que aquesta és una qüestió ètica amb repercussions jurídiques. I com a filòsofs hen de tindre cura de les paraules. El criteri de "viure autònomament" com a definitori d'"humanitat" (paraula que has evitat, perquè que allò que rebull al ventre matern viu és innegable) és prou difícil de sostindre.

Anònim ha dit...

"Es un argumento muy pobre que un nino deba morir para que su madre pueda vivir como desea" (Madre Teresa de Calcuta)

Enric Senabre ha dit...

Niño? què niño? anónimo.
Va, per l'amor de Déu, i mai millor dit, no exagerem!
I la humanitat és una altra cosa, si no he utilitzat el concepte és perquè no calia.

Anònim ha dit...

Pocas fotos has visto tu de bebes abortados Senabre. Con filosofos como tu que anteponen intereses burgueses y acomodaticios al derecho a la vida la etica es una conveniencia.

Anònim ha dit...

http://www.filosofiadigital.com/2010/03/aborto-libre-y-progresismo-por-miguel-delibes/

Jesús Párraga ha dit...

Qué és la humanitat, Enric? I no em digues "Vinga, va!" perquè sembla que no està massa clar i perquè justetament d'allò que es tracta és d'això: si allò que eliminem és humà o no ho és.
(a vore si apareix d'una vegada el comentari collons)

Jesús Párraga ha dit...

Gracias por tus aportaciones Anónimo (interesantísima la entrevista con Delibes) pero preferiría que no fueras "anónimo" y, por favor, modera tus apreciaciones: no creo yo que Enric anteponga los "intereses burgueses" a nada.

Enric Senabre ha dit...

Ah, anònimo, eres de esos niños traumatizados por manipuladores profes de religión a los que les han enseñado manipuladas fotos de fetos en imposibles matraces de científicos malvados?
Claro, Jesús, claro, humanos desde el principio, pero no al final.

Anònim ha dit...

Tienes razón Jesús y pido disculpas a Senabre. No quería decir intereses burgueses sino argumentos o justificaciones que anteponen la comodidad al derecho a la vida. Pero no sé qué es peor si esa expresión mía o la de...
- Niño? qué niño?

¿Entonces qué es? ¿un quiste? ¿un pólipo?
Se empieza por cuestionar que sea un ser humano y se acaba diciendo las barbaridades de Bibiana Aido.
Y eso que dice que el embrión forma parte de la madre... Sí pero tiene un codigo genético diferente y no se abortan solo embriones se abortan niños o bebés que tiene un tipo de sangre diferente al de la madre, con un corazón que late, un cerebro que siente, sueña, con brazos, piernas, dedos, ojos que mueve, con oidos que escuchan. Está vivo.
Y eso de que la mujer tiene derecho a su propio cuerpo... Ningún humano la tenemos. Y la comparación con ponerse pechos no es correcta. ¿Se permitiría a una mujer o un hombre que si lo pidiesen se les extirpara el higado? No porque morirían. Pues igual no debería permitirse a una mujer que abortase porque se mata un ser humano. No es hacerse una liposucción que solo quitas grasa.
¿Por que no hablamos de los métodos que se emplean?
Soluciones salinas que envenenan el liquido amniótico y queman al niño, mediante una potente aspirador que lo succiona, extrayéndole con unas tenazas su cabeza y puncionando su nuca, etc...
Qué bonito...
Si no fuera un ser humano por qué es gtan difícil ver fotos y videos de abortos.
Porque es inhumano, hiere la sensibilidad de cualquiera.
¿Interrupción del embarazo? Interrumpir significa posibilidad de reaunudar y en el caso del aborto debería decirse suprimir o eliminar pero la progresía es una artista a la hora de buscar eufemismos.
Es increible la capacidad de la gente de no cuestionarse este problema y mirar para otro lado.
Se escandalizan por la matanza de focas en el Ärtico y se hacen los locos ante estos crimenes legales que se cometen todos los días a la vuelta de la esquina en "clínicas" de no sanación.

Anònim ha dit...

Como ha escrito Enric mientras yo hacía lo mismo le digo:
1) ningún profesor de ninguna asignatura y menos aun de Religión me ha mostrado nunca unas fotos de abortos ni nada que se le pareciese. Así que no puedo estar traumado por ellos.
2)basta ver documentales científicos o simples programas divulgativos en tv sobre el embarazo desde la concepción al nacimiento y ver en la pantalla a mi hija moverse en el vientre de mi esposa para saber que hay un ser humano.
3)¿fotos manipuladas? ¿Estás seguro de no manipular a tus alumnos cuando silencias la realidad física del aborto?
4)¿científicos malvados? ¿Por qué que no habrás dicho "médicos"?
5) me dan pena tus alumnos, puede que no salgan traumatizados pero una cosa estoy seguro: habrán salido engañados, porque su profesor no fue capaz o no quiso enseñarles toda la verdad como es su obligación.

Enric Senabre ha dit...

Bibiana Aido és una crack, la millor!

Anònim ha dit...

Para Jesús.
(Senabre no lo veas, no vaya a ser que todo sea una manipulación)

http://www.youtube.com/watch?v=egYzNVmhv-U



Anònim ha dit...

¿Y estos argumentos y lenguaje son correctos?


http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2013/05/04/aborto-gallardon/

Jesús Párraga ha dit...

Supose Enric, que allò de Bibiana Aido és conya o una manera de dir que no consideres la possibilitat (o la necessitat) d'un debat racional sobre el tema de l'avortament. Bé està, però de facto el debat hi és a la societat i la veritat carregar-ho tot (vull dir, tots els que no pensem con toca, es a dir com JO DIC) a la manipulació... La veritat... "no penses com jo, llavors estàs manipulat." Què vols que et diga... Doncs, el mateix que t'he dic altres voltes, que és una actitud més sectària que filosòfica.

Enric Senabre ha dit...

Ja he contestat al meu blog, convida uns quants anònims d'aquests que passen per ací

Enric Senabre ha dit...

Los extremistas religiosos se sirven de la ciencia para conseguir sus propósitos. Trasladan la conversación a la biología y argumentan que la vida comienza en un momento muy determinado: cuando el espermatozoide penetra en el óvulo y lo fecunda. Así, quien aborta después de ese “primer nacimiento” actúa igual que quien ahogase a un recién nacido. Y no.

Steven Pinker escribe en La tabla rasa:

La Iglesia católica y otras confesiones cristianas sitúan en la concepción el momento de la "animación" y el inicio de la vida (lo cual, evidentemente, convierte el aborto en un tipo de asesinato). Pero la investigación sobre la reproducción humana muestra que el "momento de la concepción" no es un momento en absoluto. Lo que llamamos "alma" -el locus de la sensibilidad, la razón y la voluntad- consiste en una actividad de procesado de información del cerebro, un órgano gobernado por las leyes de la biología.

La idea de que la "animación" tiene lugar en el momento de la concepción no sólo es difícil de conciliar con la biología, sino que no tiene la superioridad moral que se le otorga. Implica que habría que procesar por asesinato a quienes emplean dispositivos contraceptivos intrauterinos y la píldora del día después. Y se opone a la intuición moral básica de que las demás personas merecen una consideración moral por sus sentimientos -su capacidad para amar, pensar, hacer planes, disfrutar y sufrir-, todos los cuales dependen de un sistema nervioso que funcione.

Los interrogantes morales como el aborto nunca se resolverán de forma definitiva e intuitivamente satisfactoria. Esto no significa que no exista ninguna política defendible y que haya que dejarlo todo en manos del gusto personal, el poder político o el dogma religioso. En cada caso debemos tomar decisiones que se puedan llevar a la práctica, que consigan el máximo grado posible de felicidad y que reduzcan al mínimo el sufrimiento actual y futuro.

Anònim ha dit...

http://www.interrogantes.net/Oriana-Fallaci-Nosotros-los-canibales-investigacion-con-embriones-El-Mundo-90VI005/menu-id-1.html

Anònim ha dit...

¡Feliz día de Europa! Casualmente hoy también se celebra "La Ascensión" (uno de los tres jueves que relucen más que el sol.

Creo que uno de los puntos importantes es la definición de "humano" (cristiano o no).

Pregunta: ¿desde cuando, históricamente, tienen las mujeres alma?, ¿y los indígenas, aborígenes o simplemente "negros"?.
En la América esclavista se justificaba científicamente la "no humanidad" del esclavo. O las teorias nazis del "subhumano".
Cuando se consiga llegar a construir "replicantes" (Nexus 6), volveremos a plantear la misma pregunta.
José Ramón de Xirivella.

Jesús Párraga ha dit...

¡Salud, José Ramón! De eso tratará (Dios mediante) la próxima entrada de esta serie. Te adelanto que la respuesta va un poco en la línea, precisamente, de un tipo que militó en el Partido Obrero Nacional Socialista Alemán. Lo cual no le impidió ser uno de los filósofos más importantes del siglo XX y liarse extramatrimonialmente con una filósofa judía también muy importante. ¡Fíjate tú!
Las preguntas que haces... ¿Por qué me preguntáis a mí? ¡Doctores tiene la iglesia que os sabrán responder! Pero lo intentaré:
1.- La leyenda urbana de que para la Iglesia la mujer no tenía alma hasta no sé qué concilio es eso: una leyenda urbana fundada en no sé qué chorrada de no sé qué concilio.
2.- Lo de los indios y todo eso creo que fue motivo de arduos debates entre los teólogosw renacentistas. Pero de eso no sé mucho.
4.- Y de los replicantes ya se encargarán los blade runners ;-)

Anònim ha dit...

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/05/09/catalunya/1368099732_446807.html


Xe Senabre, si resulta que el feto de 21 semanas tiene laringe, pulmones y corazon!!!

Anònim ha dit...

Ángel Xolocotzi & Luis Tamayo: "Los demonios de Heidegger. Eros y manía en el maestro de la Selva Negra"
Creo que es de la editorial Trotta.

JR de Xirivella.